Terapia familiar

En ocasiones, las familias pasan por momentos de tensión, crisis o situaciones de cambio que pueden afectar en las relaciones entre los miembros de la familia.

La Terapia Familiar es un tratamiento psicológico que tiene como objetivo promover el cambio para mejorar el bienestar de todos los miembros que componen la familia y reforzar los vínculos.

Los problemas a tratar pueden ser tanto a nivel individual, pues estos pueden afectar al resto de los miembros de la familia o un problema grupal, que de la misma forma puede alterar las relaciones familiares.

Las posibles causas de atención son:

  • Conflictos familiares.
  • Desacuerdo en la educación de los hijos.
  • Adopciones.
  • Falta de comunicación.
  • Violencia doméstica.
  • Duelos.
  • Repercusiones económicas y sociales por la crisis.
  • Separación o divorcio.
  • Cambios de domicilio.

    La duración de la sesión es de 90 minutos.